Un balandro para los balandristas

¿Qué necesitamos tener en cuenta cuándo navegamos con niños en nuestro velero? ¿Cómo tiene que ser el nuevo balandro cuando la familia crece? ¿Qué características debe tener un barco para que podamos disfrutar en familia?

En esta entrada os traemos los puntos que nosotros hemos tenido en cuenta a la hora de elegir nuestro nuevo velero. Esta lista viene como consecuencia de nuestra experiencia de navegar con los más peques en nuestro STAG 24 y tras identificar todas las carencias o mejoras que necesitaba. De hecho, al principio, pensamos en reformar el velero que teníamos pero enseguida nos dimos cuenta que buscábamos algunas cosas que el velero actual no nos podía dar. De ahí que nos pusiéramos a la busqueda activa y de ahi que cambiaramos al Gib Sea 90.

Los puntos a tener en cuenta a la hora de navegar con niños son:

  • Red de borda: O red de guardamancebo, o red de candelero, o red seguridad,… tiene diversos nombres. Esta red es imprescindible con niños pequeños y con mascotas. Aunque los niños deben ir con chaleco (por supuesto!!) hay que evitar que se caigan al agua. Con esta red que se pone a lo largo de toda la borda del velero, evitaremos que nuestros pequeños ante un resbalón, tropiezo o cualquier otro contratiempo se caigan al agua entre los guardamancebos.
  • Cubrir bañera: Probablemente una de las cosas que cuando navegan solo los adultos no se pone demasiado en valor, incluso se rechaza, pero cuando se navega con niños se convierte en esencial. El bimini! Esta especie de toldo cuando navegamos con niños es importantísimo para darles sombra. Cuando navegamos y sobre todo cuando estamos fondeados, los días de sol necesitamos cubrir las cabecitas y los cuerpos de los mas peques. Protección solar todo el año, independientemente del tiempo, somos balandristas concienzudos.
  • Piloto automático: Sí, sí, piloto automático. Yo no recomendaría navegar solo con niños. Evidentemente dependera de la edad del menor, de la experiencia de los navegantes, del barco,.. Pero aunque parezca una tonteria, si se navega con niños, alguno de los adultos debe estar al tanto de éstos, y el otro atento a la navegada (rumbo, velas, olas,… que os voy a contar), es por todo esto que el pilto automatico es de gran ayuda. Como si navegaramos solos, pero con una pequeña ayuda ya que la carga que llevamos es nuestro mayor tesoro!
  • Habitabilidad interior: Cuando pensamos en navegar, inevitablemente se nos viene a la mente los días de sol, buen viento, buena mar,… pero también existen días de lluvia, mucho viento, frio,… sobre todo aquí en el norte. Y si estos dias te cogen de travesía o fondeados lejos de tu puerto base, es inevitable que tengamos que resguardarnos en el interior de nuestro velero. Es por ello que debemos de pensar en esta situación a la hora de elegir o acondicionar nuestro interior. Zonas cómodas para sentarse y jugar con ellos, alguna mesa donde poder comer o jugar,… Este punto esta muy unido al punto del almacenaje puesto que también será importante los juegos o juguetes que llevemos a bordo para estos momentos. Algún día publicaremos un post sobre los juegos y juguetes que llevamos nosotros a bordo.
  • Espacio de almacenaje: Aunque seas lo mas austero posible, viajar con niños hace que tengas que llevar muchas cosas! En función de la edad de los niños, puedes arreglarte con más o menos cosas, pero siempre tendrás que llevar más cosas de las que te gustaría, aunque seguro todas necesarias. Ropa de cambio, pañales en función de la edad (la de lo niños me refiero), comida más variada y en más cantidad, la silleta para bajar a tierra, el patinete del mayor, juguetes (importantísimo!!!),.. Para todo esto hace falta espacio de almacenaje en el barco.
  • Camas protegidas: Cuando los niños son muy pequeños o si aun duermen la siesta, es imporatnet que los catres esten preparados para evitar las posibles caidas de los niños, sea amarrados al pantalan, fondeados o navegando.
  • Agua: Nuestro barco anterior no tenia deposito de agua dulce, pero enseguida vimos la necesidad de compra un deposito aunque sea portatil. En la mar los niños consumen mucha agua y aunque lleves las cantimploras llenas de agua (botellas de plástico NO!), como te quedes sin agua en la mar es una faena para toda la familia. Además que te da mucha autonomia a la hora de limpiar, fregar, cocinar,…
  • Luz interior: Sea para leerles un cuento o porque se despiertan por la noche, necesitamos de algunas luces pequeñas en el interior y a mano de los más peques para que puedan encenderlas.
  • Calentar comida: Los adultos, y sobre todo en travesías cortas de pocos días, nos arreglamos con cualquier cosita para picar, incluso si es fría, pero con los peques la cosa se complica. El desayuno, un plato caliente los dias mas frios, el pure, el bibe,… un hornillo de gas es suficiente. Nosotros en nuestro Stag 24, cocinabamos en un hornillo de gas en suelo del catre, cuidando que no se caiga con el balanceo!!
  • Catre independiente: Esto es algo que vimos muy interesante cuando viajamos en autocaravana, aunque es aplicable 100% a la vida a bordo. Los niños y los adultos no tenemos los mismos horarios a la hora de acostarnos y despertarnos. Al menos no en nuestra familia. Tener un catre separado por un mamparo, permite a los adultos poder quedarse un ratito mas charlando después de que se acuestan los niños. O si eres de los que se levanta pronto (como es mi caso), puedes levantarte tranquilamente, cerrando la puerta del catre y hacer vida al otro lado, encender luces,… Así viajábamos antes:

Estos son los puntos que hemos identificado nosotros (y alguno más) y que hemos tenido en cuenta a la hora de buscar un nuevo velero familiar. Que mas se te ocurre que deberíamos tener en cuenta para navegar con los más pequeños de casa?

Punto adicional: el WC con puerta! Aunque no esta directamente relacionado con los mas pequeños de la tripulación, sí que lo esta indirectamente. Digamos que cuando la familia crece, ciertas necesidades que antes las gestionabas de otra forma (bares, marinas, cubos,..) ahora necesitan de cierta intimidad. jejejeje

Punto adicional dos: Cómo al patrón de la familia le gusta participar en regatas de club de cruceros, también hubo que buscar que ademas de todas las características anteriores, el velero fuera un poco rápido para que se pueda divertir en estas regatas. El Gib Sea 90 es un barco de la categoría half ton.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s